Vuelo 115
Bienvenido a Vuelo 115.
Esperamos que disfrutes del foro Smile
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 6 el Vie Feb 04, 2011 11:37 am.
Últimos temas
» Avada kadabra rol (NUEVO) ELITE
Sáb Feb 19, 2011 11:00 pm por Invitado

» Legeremens [MERODEADORES] ~ {Personajes Cannon Disponibles}
Sáb Feb 19, 2011 6:48 pm por Invitado

» The Experiment |Re-Apertura| (Normal) "Confirmación de afiliación"
Vie Feb 18, 2011 8:31 pm por Invitado

» Hogwarts Magical Normal
Jue Feb 10, 2011 9:18 pm por Invitado

» The Big Brother [ELITE]
Lun Feb 07, 2011 7:37 pm por Invitado

» Grifford University | We need people {Normal} PJ Canon Libres!
Lun Feb 07, 2011 12:03 pm por Gwen J. Dussau

» Lie To Me {FORO NUEVO} Afiliación Normal
Lun Feb 07, 2011 11:56 am por Gwen J. Dussau

» Pide tu personaje
Lun Feb 07, 2011 11:41 am por Gwen J. Dussau

» Chicago|Normal [Foro Nuevo]
Dom Feb 06, 2011 11:36 am por Gwen J. Dussau

Staff
Click en imagen para ver el perfil Click en imagen para ver el perfil
Navegación
Elite

Trama del Foro

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trama del Foro

Mensaje por Gwen J. Dussau el Mar Feb 01, 2011 6:56 pm

Un vuelo de la aerolínea AirLands partió de Inglaterra con destino a Washington, Estados Unidos de América, el 13 de Diciembre de 2010. El aeropuerto Ronald Reagan, al cual debía abordar el vuelo 115, los esperaba a la mañana siguiente. Hasta pasada la medianoche habían mantenido buen contacto con la cabina del piloto del avión, y todo indicaba que las condiciones del viaje eran óptimas. No tenían de qué preocuparse, todo iba bien.

Cuando a la hora que estimaban el aterrizaje, el avión no llegó, lo primero que pensaron fue que alguna tormenta sobre el Atlántico que no habían detectado había logrado que se demoraran un par de horas, pero pasado un lapso de seis horas, y sin lograr contacto con el piloto o los ayudantes de cabina, el pánico comenzó a extenderse entre los familiares de quienes estaban en viaje. Intentaron detectar el avión por todos los medios posibles, pero no hallaron ni una sola señal. Había desaparecido.

¿Qué había ocurrido?

El piloto, James Hawkins, cortó comunicación con el comando de tierra luego del último control, a eso de las dos de la mañana. Todo iba a la perfección. No había problemas ni con la ventilación, ni con los motores, y ninguno de los pasajeros había armado revuelo. Estaba resultando uno de sus vuelos más tranquilos.

Había colocado el piloto automático, conciente de que todo estaba tranquilo, y no había amenaza alguna de tormenta. Decidió cerrar los ojos por un momento, estaba cansado, unos minutos de descanso visual no tendrían ninguna consecuencia. Error.

El radar comenzó a pitar estruendosamente, lo que lo despertó. Observó el panel, pero no había nada extraño allí. No se veía absolutamente nada fuera de lugar. Pero el radar continuaba pitando. Pensó que se trataría de una falla mecánica del aparato. Tendría que hacerlo revisar al llegar a destino. No le dio mayor importancia y continuó durmiendo.

El avión comenzó a sacudirse con violencia. Muchas personas de la clase turista se despertaron, asustada por el movimiento y el llanto constante de dos bebés que berreaban angustiosamente en las faldas de sus respectivas madres. Algo no andaba bien, cualquiera podía darse cuenta de eso.

De un momento a otro se escuchó un grito desgarrador. Una mujer que había levantado la persianilla de la ventana pudo notar que ya no avanzaban de manera horizontal, sino que caían peligrosamente en forma diagonal. Y ya estaban cerca del suelo.

El avión se estrelló. No pudieron evitarlo. Colapsó contra una isla que el radar del avión había detectado pero no había mostrado. De los setenta y tres pasajeros que viajaban, incluidos azafatas y piloto, cuarenta y uno fallecieron casi al instante. Treinta y dos personas, entre hombres, mujeres, y niños fueron los únicos que lograron sobrevivir a la tragedia. Lo peor había pasado, pero un gran desafío les queda por vivir.

Pero no son los únicos allí. Aquella isla está habitada por otros sobrevivientes de un vuelo anterior, que también había terminado perdido en aquel lugar, quienes dijeron ser del vuelo 213 de Francia, quienes no se mostraron en absoluto amigables con los nuevos en la isla. Los recursos son escasos, y no permitirán que los del vuelo 115 se adueñe de lo que es suyo.
Una lucha por la supervivencia ha comenzado, y la única esperanza que poseen los allí atrapados es el esperar ser rescatados y sacados de allí.
avatar
Gwen J. Dussau
Admin

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 01/02/2011
Localización : Perdida en la isla

Ver perfil de usuario http://vuelo115.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.